“Las circunstancias externas pueden despojarnos de todo, menos de una cosa: la libertad de elegir cómo responder a esas circunstancias”. Viktor Frankl (El hombre en busca del sentido)

 

Mercedes Pérez Medina | Directora de Focus Coaching. Coach Ejecutivo y Deportivo | focuscoaching.es

Ahora que ya hemos pasado la primera fase del confinamiento, y que después de ser una situación extraña, comienza a convertirse en un “hábito” al que no terminamos de acostumbraros (¿o sí?), podríamos empezar a plantearnos que quizá es un buen momento para dar un sentido propio a esta situación. Es el momento de analizar las oportunidades que se nos presentan y decidir cuál será nuestro CoronaObjetivo.

Después de pasar por las diferentes fases de este cautiverio: enfadarnos, asustarnos, frustrarnos, alegrarnos, desesperarnos… y todas las que hemos sentido, podríamos pensar que estamos en el momento perfecto del confinamiento para establecer un objetivo a corto plazo, que de sentido a este momento que nos ha tocado vivir.

Dentro de los objetivos que te habías marcado para esta temporada, o para este año 2020, había ciertos aspectos de mejora personal que tuviste que descartar rápidamente por falta de tiempo, cómo, por ejemplo: Formación complementaria, creatividad, habilidades secundarias necesarias para tu desempeño y mejora diaria. En el caso de deportistas: mejora de la flexibilidad, fuerza, entrenamiento mental, estudio y análisis de los resultados en competición o entrenamiento, etc.

Por lo general, dejamos fuera de nuestra lista de oportunidades de mejora, aquellas iniciativas que implicasen tiempo, concentración y dedicación diaria, así como esfuerzo extra. Nada de lo que carezcamos ahora. Así que te propongo estos tres puntos:

1. Dedícale al menos 30 minutos a revisar tus necesidades de mejora en ese propósito anual que te habías marcado para el 2020 y a realizar cualquier ajuste necesario a ese objetivo.

2. Identifica un nuevo objetivo a corto plazo (mínimo 1 mes, máximo 2 meses), que te ayude a tu mejora personal o profesional y te acerque al objetivo establecido para el 2020.

Para asegurarnos que formulamos correctamente nuestro objetivo contesta las siguientes preguntas:

a) ¿Qué quieres conseguir realmente?
b) ¿Qué demuestra que hay un resultado cuando lo consigas?
c) ¿Es alcanzable?, ¿alguien lo ha conseguido antes?
d) ¿De qué medios dispones?
e) ¿Cuál es la fecha de inicio?, ¿Cuál es la fecha límite para conseguirlo?
f) ¿Alguien pierde algo al conseguir yo este objetivo?
g) ¿Cuál es mi grado de compromiso del 1 al 10? ¿Cuál es la mayor recompensa al conseguir este objetivo?

3. Por último, antes de ponerte en marcha, anota en un sitio visible tu propio diseño de PLAN DE ACCIÓN:

a) ¿Dónde vas a realizarlo exactamente?
b) ¿Cuándo?, ¿a qué hora del día?
c) ¿Qué necesitas?
d) DIBUJA, ESCRIBE, PON UNA FOTO de la que será tu recompensa cuando termines y lo hayas conseguido.

Identificar nuestro propósito, nuestro sentido en esta situación que nos ha sido impuesta, es fundamental para lograr nuestro propio éxito.