Entorno y ubicación: Localidad turística de Playa Blanca  [MAPA]

 

Playa Blanca fue la última zona turística en desarrollarse en Lanzarote, en su cálido sur. La localidad, en la que están algunos de los hoteles más lujosos de la isla, cuenta con preciosas playas de arena dorada con vistas a la cercana Fuerteventura.

Todas las playas están unidas por un paseo marítimo peatonal, que resulta ideal para hacer un entrenamiento de carrera por la mañana o al atardecer. Yendo de oeste a este, la lista de playas que nos encontraremos es la siguiente:

Playa Flamingo

Playa Flamingo

Tamaño: 210 x 24 metros de media.
Servicios: Vigilancia, duchas, sombrillas, hamacas.
Comer + beber: Diversas terrazas y restaurantes.
Lo mejor: Algo más tranquila que, por ejemplo, Playa Dorada.

 

Quizás es la playa más desconocida de Playa Blanca, incluso para los residentes. Esto la hace algo menos concurrida, aunque en temporada alta todas están muy ocupadas. Dos espigones a ambos lados la protegen del oleaje. Por fuera de estos, los submarinistas encuentran unos fondos que aprecian mucho. De hecho, junto con el Museo Atlántico, se trata del lugar más frecuentado para la práctica del buceo en el sur de la isla. El acceso en coche suele hacerse por una entrada sin asfaltar en el lateral del hotel Iberostar Lanzarote Park.

Playa Blanca

Tamaño: 40 x 10 metros de media.
Servicios: Vigilancia, duchas, sombrillas, hamacas, alquileres náuticos.
Comer + beber: Gran variedad de terrazas y restaurantes.
Lo mejor: Playa muy animada con mezcla de residentes y turistas.

 

Al contrario que otras playas de la zona, esta playa es natural. Estaba aquí antes de que existiera la localidad, y de hecho le da nombre a la misma. Esta diferencia se aprecia en sus fondos, muy bonitos y entretenidos.
Antes de la llegada del turismo, aquí había un diminuto poblado de humildes pescadores que utilizaban esta playa como lugar de trabajo y embarcadero natural. Posteriormente, la construcción del muelle y el desarrollo turístico hicieron desaparecer estos usos, pero la playa conserva cierto ambiente local. Frente a ella podemos encontrar algunos de los restaurantes más renombrados de la zona.

Playa Dorada

Playa Dorada

Tamaño: 340 x 20 metros de media.
Servicios: Vigilancia, duchas, sombrillas, hamacas, alquileres náuticos.
Comer + beber: Diversas terrazas y restaurantes asomándose a la playa.
Lo mejor: Ambiente turístico en un bonito entorno.

 

Es una de las playas turísticas por excelencia de Playa Blanca. Los visitantes aprecian la bonita arena que le da nombre y los numerosos servicios que posee. El ambiente es familiar y turístico y, aunque puede estar concurrida, su buen tamaño le hace soportar bien esta afluencia. Existen varias terrazas, ideales para tomar algo o para disfrutar de una de las mejores puestas de sol de Lanzarote.

Playa de las Coloradas

Tamaño: 350 x 20 metros de media.
Servicios: No.
Comer + beber: No hay establecimientos junto a ella.
Lo mejor: Que es poco concurrida.

 

Es la última de Playa Blanca en dirección este y no parece la mejor opción: es pedregosa y en ocasiones se descuida un poco su limpieza.

Como opciones cercanas tenemos Playa Dorada (2.5 kilómetros, por el paseo marítimo) o las Playas de Papagayo (a un kilómetro por un sendero que veremos empezar al final del paseo, y que inicialmente es bastante escarpado).