Entorno y ubicación: Costa sin urbanizar junto a la conocida zona de los Hervideros [MAPA]
Tamaño: 200 metros de largo.
Acceso: Existe un aparcamiento al otro lado de la carretera. Precaución al cruzar.
Servicios: No.

 

Los más puristas dicen que las playas que realmente tienen sentido visitar en Lanzarote, son las playas como la de Montaña Bermeja, porque en ellas está concentrado el espíritu de la isla. Sus negros granos de arena proceden de la roca volcánica que la rodea, y el contraste de este negro mate de los minerales, con la blanca espuma de las olas brillando bajo al sol, ha maravillado durante siglos tanto a los visitantes de la isla, como a sus propios habitantes. Empezando por el propio César Manrique.

Frente a este chute de belleza, debemos tener en cuenta que, al igual que en otras playas de la zona, el baño en Montaña Bermeja puede ser complicado y peligroso. Abundan las olas y las corrientes, y además el fondo es pedregoso, por lo que podemos resbalarnos en él. La solución, remojarnos sin perder pié cerca de la orilla, dejando que las olas nos traigan el refrescante agua.

Por otra parte, la playa nos depara una posibilidad para los más pequeños: una hermosa laguna permanente en la que tienen la opción de refrescarse, siempre bajo nuestra supervisión.

 

Comer + beber: No existen establecimientos.
favor: La Playa en el más puro estilo Lanzarote: arena negra, lava y tranquilidad.
En contra: Posible oleaje fuerte. Carretera cercana con frecuente tráfico de turistas.