Lanzarote tiene dos razones de peso para ser un lugar de referencia en la preparación de regatas oceánicas: sus alisios con buena estabilidad, y su temperatura templada a lo largo de todo el año. Esto, unido a un paisaje espectacular y propicio para todo tipo de actividades al aire libre en tierra, la hacen también destino de navegantes recreativos a lo largo de todo el año, y en especial en invierno. Cuando en el resto de Europa las temperaturas descienden, muchos navegantes optan por alquilar un barco en las islas. Respecto a las travesías desde Europa, cuando son más numerosas es entre los meses de septiembre a diciembre, cuando gran número de embarcaciones llegan a la isla, como primera escala en la travesía del Atlántico.

Regata de cruceros

La lista de equipos de la Volvo Ocean Race que han escogido Lanzarote como base de su preparación para la prueba es extensa: Ericsson, Groupama, Team Telefónica, Puma, SCA… Así mismo, la isla también ha sido base de entrenamiento por ejemplo para equipos de la Barcelona World Race. Además, Lanzarote es origen o escala de varias oceánicas: transatlánticas, a Madeira, Marruecos, etc.

Siendo estos recorridos muy atractivos para los amantes de las largas distancias, el menú de posibilidades para travesías de una jornada, cerca de la costa, es también muy apetitoso: La Graciosa, Playas de Papagayo, Isla de Lobos… En estos recorridos podremos quizás cruzarnos con alguno de los campeones, de Europa y del mundo, que la isla cuenta en categorías ligeras, como Óptimist, 470 o J-80.

Para recalar, además de varios espectaculares fondeaderos, contamos con tres puertos deportivos equipados con todo lo necesario para nuestra estancia, incluida una interesante oferta de embarcaciones de alquiler.