Dificultad: Baja.
Lo mejor: Las espectaculares vistas y la belleza del interior del cráter.
Tipo de recorrido: De ida y vuelta.
Rutas cercanas: Ruta circular por el norte o Camino de los Gracioseros.
2019-02-15
  • Distancia 2.77 km
  • Tiempo 1 h 30 min
  • Velocidad 1.6 km/h
  • Min. Elevación 365 m
  • Max. Altura 492 m
  • Desnivel + 134 m
  • Desnivel - 133 m
  • Distance Instructions
Label

El recorrido: Un mirador accesible sobre la «proa» de Lanzarote

Estamos ante otro de los senderos cortos clásicos de Lanzarote, en este caso, en el norte de la isla. Además de ascender al borde de un cráter, uno de los principales atractivos del paseo es que se trata de uno de los puntos más altos de la isla, por lo que nos ofrecerá jugosas vistas.

En el pueblo de Ye, podemos dejar el coche en el aparcamiento junto a la iglesia. Con la iglesia a la espalda, caminaremos a la derecha por el margen de la carretera y, a unos 150 metros, veremos una señal kilométrica de Km 4. Tras ella, encontramos la entrada del camino a la derecha, bajo un poste de luz. El camino se adentra entre fincas de viñas, higueras y tuneras, algunas abandonadas. Pronto el camino se estrecha en sendero, y comienza un ascenso entre tabaibas amargas (Euphorbia regis-judae), hasta llegar al borde del cráter.

Una vez arriba, podemos ver una de esas genialidades artísticas de la naturaleza , que es el interior de un volcán. También podremos disfrutar de unas espectaculares vistas sobre el Archipiélago Chinijo, con La Graciosa y Montaña Clara a un lado, y el minúsculo y solitario Roque del Este al otro.