El desierto canario costero está presente en todas las islas del archipiélago. Se caracteriza por una temperatura media anual en torno a los 20º C, con variaciones aproximadamente entre los 17-25 ºC y por una baja precipitación que puede ser inferior a los 100 mm al año. En este ecosistema viven diversas comunidades de plantas, animales y líquenes, aunque aquí haremos mención a las comunidades vegetales.

Euphorbia balsamifera junto a la circunvalación de Arrecife. Foto M. Hernandez

Euphorbia balsamifera junto a la circunvalación de Arrecife. Foto M. Hernandez

El aspecto y la forma de las plantas del desierto canario es muy peculiar y, a menudo de gran belleza, debido a las adaptaciones de estos seres vivos a la escasez de agua, al sol abrasador y al suelo impregnado en sal. Aquí viven plantas con hojas suculentas (carnosas) o pinchosas y un porte generalmente achaparrado. Las principales comunidades vegetales del desierto canario en Lanzarote son:

– Comunidades de playa, en sustratos rocosos o arenosos expuestos a la maresía, con plantas como Astydamia latifolia.

– Comunidades de saladar donde las plantas quedan parcialmente sumergidas en la marea alta, como Arthrocnemum macrostachyum.

– Comunidades de acantilado costero donde las plantas crecen en superficies con elevada pendiente y poco sustrato, como Kleinia neriifolia.

– Comunidades de malpaíses antiguos: Matorral y Tabaibal, con plantas que crecen con sustrato rocoso con poco suelo, como Bassia tomentosa y Euphorbia balsamifera.

– Comunidades de cauce de barrancos con mayor disponibilidad de agua por la concentración de la escorrentía de lluvia, con plantas como Tamarix canariensis.

Astydamia latifolia en el entorno de la playa de La Arena. Foto M. Hernandez

Astydamia latifolia en el entorno de la playa de La Arena. Foto M. Hernandez

Las comunidades del desierto canario costero han sido las más afectadas por el desarrollo de las poblaciones humanas en las islas. Estas comunidades de plantas y animales han desaparecido de numerosas áreas costeras, y han quedado reducidas a un pequeño porcentaje de su tamaño original en otras.

La costa de Arrecife no ha sido una excepción. Aquí, la población humana creció en torno a la actividad económica del puerto pesquero y comercial, y de las industrias de producción de sal, conservación y procesamiento de pescado.  De esta manera, la construcción de edificios o salinas, y la extracción de arbustos para su uso como combustible, hizo que el ecosistema que existía originalmente alrededor de la Bahía de Arrecife, desapareciese en su mayor parte para siempre.

“Arrecife Natura” propone preservar y restaurar uno de los ecosistemas costeros mejor conservados y más valioso del municipio, que es el que existe entre la gran rotonda hacia Costa Teguise, el puerto de Los Mármoles y la playa de La Arena. Complementariamente, propone plantar especies del cardonal-tabaibal en todos los solares públicos sin uso de la ciudad.

Con esta iniciativa, relativamente barata y sencilla de ejecutar, la ciudad no solo recuperaría y daría valor a un espacio natural justo en su borde, sino que estimularía la curiosidad de niños y mayores acerca de unos seres vivos, que ocupan dicho espacio cientos de años antes de nuestra llegada. Y quien sabe si lo seguirán ocupando cientos años después, una vez nosotros nos hayamos ido.

Si quieres conocer más sobre Arrecife Natura, visita:

Sitio web: arrecifenatura.com
Instagram: instagram.com/arrecifenatura
Facebook: facebook.com/Arrecife-Natura