Distancias: Marina Rubicón: 5.5 mn. Puerto Calero: 13.2 mn. Marina Lanzarote: 21.3 mn.
Peligros para la navegación: En el sur hay dos bajas peligrosas y también en la zona noreste, bajo el faro.
Meteorología: Al atardecer son frecuentes vientos terrales de cierta intensidad en el sur y suroeste de Lanzarote.
Fondeo: En la bahía, junto al embarcadero.

 

La pequeña Isla de Lobos, denominada así porque en ella habitó la última colonia de lobos marinos de Canarias (en realidad, focas monje), es un frecuente destino de travesías a vela desde Marina Rubicón. Aunque también es perfectamente accesible, para salidas de ida y vuelta en una jornada, desde Puerto Calero o Marina Lanzarote. En los últimos tiempos, la gran asistencia de visitantes había hecho que perdiera parte de su encanto, por lo que se ha establecido un cupo para las embarcaciones turísticas.

En la parte de sotavento de la isla hay una bonita zona de fondeo con aguas cristalinas, en la que existe un pequeño embarcadero donde nos podemos acercar con nuestra embarcación auxiliar. Junto a él, hacia el este, tenemos un pequeño conjunto de casas (incluido un restaurante), junto a hermosas y resguardadas calas. Y, hacia el oeste, la también espectacular Playa de la Concha.

Al estar al sur de Lanzarote, el camino de ida será habitualmente con vientos portantes, y la vuelta en ceñida. Al regreso debemos tener en cuenta que, sobre todo en días calurosos, al atardecer la isla genera viento terral, que puede llegar a ser potente y racheado.