En función de tu deporte, Lanzarote tiene tu playa. Desde Playa Chica, y el continuo hervidero de buceadores que exploran sus acantilados submarinos, hasta algunas de las mejores olas de Canarias. Desde ese paraíso del kitesurf que es Famara, hasta la playa que alberga una de las pruebas del circuito europeo de windsurf en modalidad freestyle.

Para hacer actividad deportiva en tierra

Para correr, la reina si duda en Lanzarote es Famara, y sus cuatro kilómetros de longitud. Bastante por detrás están Playa Grande (1.190 metros) y Los Pocillos (1.000 metros) en Puerto del Carmen, o Las Cucharas en Costa Teguise (400 metros) Por otra parte, estas localidades turísticas, junto con Arrecife, Playa Honda y Playa Blanca, tienen estupendos paseos marítimos peatonales junto al mar, para correr sin miedo que se nos acaben los kilómetros.

Para bucear

Sin duda el centro neurálgico del buceo en Lanzarote, para turistas y residentes, se encuentra en Playa Chica, Puerto del Carmen, una coqueta playa junto a un embarcadero. En la cual, sobre todo en verano, hay un ambiente de lo más animado. Y que cuenta es con uno de los fondos más espectaculares de Lanzarote.

Playa Chica

Playa Chica.

Otra playa concurrida por buceadores es Playa Flamingo, en el sur de la isla, con un hermoso acantilado submarino como la anterior, y no alejada del espectacular Museo Submarino, obra de Jaison de Caires. Por último, en el norte, y para los más experimentados, se encuentra la zona del Charcho del Palo, que más que una playa es una costa rocosa.

Para practicar windsurf

En este caso, los puntos clave en la isla son la Playa de Los Charcos y Las Cucharas en Costa Teguise. La primera es más bien rocosa, y es utilizada sobre todo por los locales. La segunda sí está cubierta por completo de arena, y dispone de varias escuelas en las que recibir un curso o alquilar material. En medio de ambas playas está la baja conocida como La Morra, que da lugar a una ola muy apreciada tanto por locales como por visitantes.

Otro punto de origen de la afición en la isla es Playa Honda, donde de vez en cuando alguno sale a matar el gusanillo, y desde donde se desplazan a otros de los lugares como, por ejemplo, Jameos del Agua, spot para niveles avanzados, donde se acude en busca de sus potentes olas, cuando sopla viento norte o noreste fuerte.

En la Playa de Las Cucharas, justo en frente del Hotel Las Salinas, se disputa cada año una prueba del circuito europeo de freestyle, el European Freestyle Pro Tour Lanzarote.

Para practicar kitesurf

Atardecer en Famara

Playa de Famara.

La reina absoluta en la isla es la Playa de Famara, con concreto al zona más apartada del pueblo, donde en ocasiones pueden coincidir varias decenas de personas navegando. En el pueblo, Caleta de Famara, hay una larga hilera de escuelas donde podemos contratar una lección para iniciarnos.

Cuando entran otros vientos distintos al norte o noreste predominantes, alguno se ahorra el coger el coche y practica directamente en la zona de Playa Honda, donde hay que tener precaución con la cercanía del aeropuerto

Para surfear

Playa de Famara vuelve a ser la favorita en este caso para los principiantes, o para los que quieren pasar un rato tranquilo, sin excesiva competición por las olas. En el pueblo hay infinidad de escuelas que constantemente están depositando en la arena grupos de aprendices que, ilusionados, luchan por ponerse de pie en sus tablones. Todos ellos se encuentran por la tarde en las terrazas  para comentar la jugada.

Quemao Class

Ola de El Quemao.

En la misma costa oeste hay otros lugares de mayor dificultad, como San Juan o Caleta de Caballo. Y, algo más allá, el must de la isla para los surferos, el pueblo de La Santa, cuya belleza no sorprenderá a primera vista, pero que alberga dos olas de primera fila a nivel europeo: su famosa izquierda y la escalofriante ola de El Quemao, donde cada año tiene lugar el espectacular Quemao Class.