El Parque Natural del Archipiélago Chinijo *, que abarca la costa noroeste de Lanzarote  y el conjunto de pequeñas islas situado al norte, presenta un aspecto agreste, y aparentemente poco colonizado por la vida. Sin embargo, como sucede en otros lugares de la isla, esta primera impresión es equivocada. En realidad, estamos ante uno de los espacios más importantes de España, y de Europa, por su biodiversidad.

Aquí se esconde una sorprendente cantidad de plantas únicas en el mundo, y una gran variedad de la fauna marina. Además, este lugar, por su aislamiento, es el refugio de numerosas aves desaparecidas o en peligro en otros lugares.

Entre el grupo de las rapaces encontramos el mayor número de especies amenazadas. Como el águila pescadora, conocido localmente como guincho (6 y 8 parejas en el acantilado y los islotes, una de las poblaciones más importantes de España). O el halcón de berbería (también una de las colonias más importantes del país).

Amenazadas están también aves marinas como el paíño pechialbo, siendo el único lugar de toda España donde cría. Frente a las 50 ó 60 parejas de este, cada año nidifican en el islote de Alegranza más de 10.000 parejas de Pardela cenicienta, siendo la segunda mayor colonia de cría del mundo. Gran parte de estos ejemplares regresan cada año nada menos que de Sudamérica. Eligiendo, de entre todos los lugares posibles en el mundo, el conjunto de islotes que conforman el Archipiélago Chinijo.

* Chinijo es una palabra propia de Lanzarote que significa “niño” o “pequeño”.