Distancias: Marina Rubicón: 1.5 mn. Puerto Calero: 8.1 mn. Marina Lanzarote: 17.3 mn.
Peligros para la navegación: Baja frente a la Punta Papagayo.
Meteorología: Calas habitualmente abrigadas, excepto con vientos muy fuertes y cuando hay viento terral, las tardes de días calurosos.
Fondeo: Fondo arenoso y numerosas boyas de fondeo que podemos “tomar prestadas”.

 

Ya está casi todo dicho de estas playas, que son una de las postales más conocidas de Lanzarote. Esta belleza atrae a múltiples embarcaciones (particulares y turísticas) desde el cercano puerto de Marina Rubicón, y de otros. En temporada alta, este atractivo puede crear algunos problemas de saturación.

Una vez allí, nos podemos entregarnos a su disfrute, bajo el abrigo de las antiguas montañas de Los Ajaches. Y para fondearnos, encontraremos bastantes boyas, que podremos utilizar, siempre que no venga el dueño de la que hayamos elegido. Cosa que nos puede suceder sobre todo si casualmente usamos la de un barco turístico.

Como precauciones, si venimos desde el norte, debemos alejarnos prudentemente de Punta Papagayo, ya que hay una baja bastante alejada de costa. Y una vez atracados, sobre todo si manejamos embarcaciones ligeras tipo zodiac o moto de agua, debemos tener en cuenta que estamos en una zona de baño habitualmente muy concurrida.

En cuanto a meteo, el proceso se suele repetir casi a diario: después de hermosas mañanas en calma y agradables mediodías con ligera brisa, al atardecer las recalentadas laderas de Los Ajaches suelen generar corrientes térmicas, que en algunas ocasiones pueden ser fuertes.