Índice:

1. Mejor época para el surf en Lanzarote.

2. Consejos para surfear en Lanzarote.

3. Ambiente surfero en Lanzarote.

4.

4. Mejores playas para el surf en Lanzarote.

 

Es ya un tópico la expresión de que Lanzarote es la Hawái de Europa, pero es cierto que la isla mantiene muchos paralelismos con las del famoso archipiélago del Pacífico: mágicos paisajes volcánicos, clima templado, ambiente relajante… y buenas olas.

Desde hace décadas, Lanzarote es el secreto más conocido entre fanáticos del surf de toda Europa, que acuden a ella buscando sus rompientes sobre roca volcánica. Y, desde hace bastantes años hasta ahora, también es el destino predilecto de numerosísimos turistas que llegan a la isla con el aprendizaje del surf como objetivo principal. La mayor parte de estos eligen la famosísima Playa de Famara.

A continuación, te ofrecemos toda la información que necesitas para surfear en Lanzarote:

1. Mejor época para el surf en Lanzarote

Se dice que todos los días del año hay un lugar en la isla donde surfear buenas olas. Quizás sea un poco exagerado, pero sí es verdad que su extensa costa, la mayor parte de la cual es fácilmente accesible, ofrece múltiples posibilidades.

Para surferos iniciados, los meses con más olas del año se concentran normalmente en otoño e invierno. Con la llegada de septiembre comienzan a recalar en la isla las primeras fuerzas, procedentes de borrascas en el Atlántico Norte. Y esta “temporada alta” se suele alargar hasta finales de marzo o principios de abril.

Para los principiantes, cualquier época del año es buena. Si, como la gran mayoría, aprendemos en la Playa de Famara, tendremos olas suficientes para el aprendizaje la mayor parte del año.

2. Consejos para surfear en Lanzarote.

A continuación, algunas recomendaciones para la práctica del surf en Lanzarote:

Seguridad:

En olas de playa, el riesgo suele ser bajo. Pero las pauta es ir siempre acompañado, y mantener una distancia prudente de la orilla. En el caso de ser arrastrados mar adentro por una corriente de resaca, nunca intentemos luchar contra ella. Debemos remar en dirección paralela a la orilla, para salir de su cauce.

En olas de roca, lo primero a tener en cuenta es que el basalto volcánico, además de duro, puede ser cortante. Quien no esté acostumbrado es posible que necesite escarpines para entrar al agua.

Las coladas volcánicas dar lugar a formas caprichosas, y no es raro el caso de olas en las que pueden surgir peñones en el propio recorrido de la surfeada. Por este motivo, el casco, más vale que sobre que falte.

Respecto a bichos, apenas hay nada bajo las aguas canarias que nos pueda hacer daño, más que alguna molesta medusa o, en el colmo de la mala suerte, algún pez araña, de picadura dolorosa.

Localismo:

En comparación con otros masificados lugares, Lanzarote ofrece muchas posibilidades para surfear sin la agobiante competición por cada ola. Pero obviamente, aquí, como en todos lados, el visitante debe ser consciente de que se trata de un invitado en casa ajena.

Para conocer el grado de localismo en los distintos spots, recomendamos visitar el listado más adelante. Solo adelantar que hay olas, como la Izquierda de La Santa o El Quemao, a las que uno no puede acudir de buenas a primeras, sin ser invitado.

Neopreno:

Todo depende del grado de tolerancia de cada uno, pero el traje largo suele ser solo necesario bien entrado el otoño y en invierno. Un 3×2 será normalmente suficiente. En primavera un traje corto será suficiente, y en verano, bañador con una licra, y listo.

3. Ambiente surfero en Lanzarote.

Lo que sobre todo los principiantes llaman ambiente surfero (tiendas, bares, chicos y chicas…) se concentra sobre todo en el pueblo de Caleta de Famara. En él se encontramos numerosas escuelas, que cada día llevan a grupos alumnos a la gran playa con el mismo nombre. Alumnos que pernoctan en la gran cantidad apartamentos turísticos y surf camps disponibles… después de pasar, eso sí, por alguna de las terrazas para comentar las jugadas del día y dejarse ver.

Más allá de Famara, los otros puntos calientes del surf en Lanzarote suelen ser muchísimo más tranquilos. Por ejemplo, el pueblo de La Santa, que alberga alguno de los mejores picos de Lanzarote, es lugar de residencia de muchos surfistas locales (algunos instalados aquí desde hace años, procedentes de otros puntos de España), pero no deja de ser como cualquier otro pequeño pueblo pesquero: tranquilo y muy relajado.

Otros pueblos de tradición surfera son el aún más pequeño pueblo de Caleta de Caballo o, en la costa este, Arrieta o Punta Mujeres.

4. Mejores playas para el surf en Lanzarote.

(Listado de lugares a partir de aquí)